Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

Consumo 1: 1.8- Electricidad

Electricidad

Desde enero de 2003 los mercados de electricidad están liberalizados, pudiendo los consumidores elegir el suministrador que más se adapte a sus necesidades y acordar con él las condiciones económicas. El cambio de compañía suministradora no genera ningún coste para el consumidor. Éste puede cambiar de empresa suministradora, o bien volver a la tarifa regulada con el distribuidor de su zona.

Consejos para la elección de compañía suministradora de electricidad:

  • El consumidor puede contratar el suministro eléctrico con la compañía que mejor se ajuste a sus necesidades o le ofrezca condiciones más favorables.
  • Debemos comprobar si en el contrato constan revisiones del precio durante el periodo de vigencia y si consta alguna cláusula de penalización por rescisión del contrato.
  • Si recibimos una oferta de un paquete de servicios, podemos solicitar que se nos detalle el precio de la electricidad y del gas suministrados.
  •  En la póliza de abono o contrato de suministro de electricidad debe constar la potencia que tenemos contratada, pudiéndose aumentar o disminuir comunicándolo a la compañía suministradora correspondiente.
  • En el momento de la contratación y de manera periódica, debe actualizarse la potencia contratada, pues cuanto mayor es ésta, mayor es la cuota mensual que se paga. Por ello, en función de los aparatos eléctricos que tenemos en el hogar y que vayan a funcionar simultáneamente, debe calcularse la potencia más ajustada y así evitar pagar servicios que no se utilizan.

Control

La empresa distribuidora podrá controlar que la potencia realmente demandada por el consumidor no exceda de la contratada. Este control se efectuará a elección del consumidor, mediante interruptores de control de potencia, maxímetros u otros aparatos de corte automático. Estos aparatos de control de potencia, conocidos como limitadores, estarán ubicados en la vivienda. Su función es interrumpir el suministro cuando se conectan más aparatos de los que pueden ser alimentados con la potencia que se tiene contratada. El restablecimiento del suministro se podrá realizar desconectando algún aparato.

La verificación individual de los contadores de energía eléctrica tiene como objetivo comprobar si el contador que se encuentra operando en la instalación y que acredita los consumos realizados, funciona o no correctamente.

Antes de solicitar la verificación, es recomendable comprobar en las facturas de suministro si se ha producido la acumulación de consumos en un período por falta de lecturas reales en períodos anteriores (lectura estimada) o cualquier otra anomalía administrativa en la facturación. En ese caso, la discrepancia podría plantearse ante la Dirección General de Energía de la correspondiente comunidad autónoma.

  • Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, 2018
  • Plaza de la Constitución, 1 Tel.: 916 597 100