Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

Consumo 1: 1.7- Taxis

Taxis

Tarifas

Cada taxi debe tener un ejemplar oficial de las tarifas en el interior del vehículo y en un lugar visible para los usuarios. El cuadro de tarifas tiene que recoger todos los suplementos y precios específicos que, en su caso, proceda aplicar a determinados servicios. No se considera incluido el precio de los peajes por la utilización de autopistas, vías especiales y entrada en zonas controladas, que será satisfecho adicionalmente por el usuario, siempre y cuando éste haya solicitado ese trayecto. Las tarifas pueden comprender los siguientes conceptos:

  • La bajada de bandera, que es el precio indicado por iniciar el servicio o la tarifa mínima que se cobra por cada carrera.
  • La tarifa por kilómetro recorrido. Cuando el servicio se realiza en horario nocturno o en día festivo puede tener un precio superior.

En el caso de que el destino sea un aeropuerto, recinto ferial, estación de autobuses, etc., se cobrará un suplemento.

Existen dos tipos de tarifas:

  • Tarifas Urbanas: son de aplicación en servicios de taxi cuyo origen y final se produzca en una misma población. En algunos casos también se aplican en áreas formadas por un conjunto de poblaciones vecinas.
  • Tarifas Interurbanas: son de aplicación en servicios de taxi cuyo origen y final se produzca en dos poblaciones distintas, salvo que formen parte de un área de prestación conjunta.

Derechos de los Usuarios

Los usuarios del taxi tienen reconocidos, entre otros, los siguientes derechos:

  • Que no se efectúe la bajada de bandera antes de que entre en el taxi y haya indicado el lugar de destino al conductor, excepto cuando se trate de un servicio contratado por radio-taxi o por teléfono, en cuyo caso, se entenderá iniciada la carrera en el lugar de partida del vehículo.
  • Que en caso de avería, accidente, reposición de combustible u otros motivos no imputables al usuario, se detenga el contador. Una vez resuelto el incidente, el taxímetro se pondrá en marcha sin que haya que volver a bajar la bandera. Si el incidente impide continuar el viaje, el usuario sólo tendrá que abonar el importe de la carrera hasta ese momento, descontando de ese importe la cantidad que corresponda a la bajada de bandera. En este caso y si los medios se lo permiten, el conductor deberá solicitar y poner a disposición del usuario otro taxi que sólo podrá empezar a cobrar desde donde se accidentó o averió el primero.
  • Transportar consigo cualquier equipaje normal (maletas, bultos de mano) que quepa en la baca o en el maletero del coche y no cause deterioro en el vehículo.
  • Acceder con perro guía o con cualquier otro animal de compañía siempre que éste sea transportado en jaula homologada.
  • Que el conductor lleve al usuario al destino solicitado utilizando para ello el itinerario más directo, salvo que el cliente exprese su voluntad de utilizar otro distinto.
  • A exigir un recibo por el servicio prestado en el que debe constar la siguiente información: número de licencia, NIF, matrícula del vehículo, precio de la carrera, fecha y firma del taxista. Es recomendable pedirla siempre, ya que es una garantía importante si se quiere reclamar.
  • Solicitar y obtener, hojas de reclamaciones en los vehículos. En ellas el usuario podrá exponer cualquier reclamación o sugerencia sobre la prestación del servicio.

Como Reclamar

Los servicios de transporte público urbano en automóviles de turismo (taxis) tienen que tener hojas de reclamaciones a disposición de los viajeros que las soliciten.

 En caso de que el taxista no quiera entregarlas o que el problema se produzca antes de subir al taxi (por ejemplo, si se negase a facilitar el servicio sin que exista causa justificada), puede dirigirse a la OMIC de San Sebastián de los Reyes, donde le informarán de los pasos a seguir.

 Junto a la reclamación debe aportar todas las pruebas que crea conveniente y que sirvan para probar los hechos (identificación del taxi, testigos, denuncia a la Policía Municipal o recibo oficial en el que figure el número de licencia del taxi).

También existe la posibilidad de dirigirse a la Junta Arbitral del Transporte, de modo gratuito y sin necesidad de abogado, y plantear allí las controversias que surjan en relación con la prestación del servicio de taxi (sobre la forma de cumplimiento del servicio o sobre el precio cobrado, por ejemplo).

Enlaces relacionados

  • Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, 2018
  • Plaza de la Constitución, 1 Tel.: 916 597 100